domingo, 20 de mayo de 2018

Las musas se olvidaron de mí (poema juventud)




Es la una de la madrugada,
tengo sueño,
mis ojos se cierran cansados
esperando tu llamada
la eterna espera resumida
en el oscuro de tus ojos.
Debería dormir sin esperar la lluvia,
ni el correr de la tinta sobre el papel
o el vuelo de las palomas sobre mi cabeza,
defecando sus heces,
mientras espero
prisionero de tus labios
y de mis sueños.
No necesito diccionarios,
solo palabras encadenadas
que cual pezones encabritados
buscan la ansiada boca
del recién nacido…
Es la una de la madrugada,
tengo sueño,
tengo sueños…
y tú sin venir
a mi casa vacía
donde la tinta espera
con la mirada extraviada del poeta,
que bebe un mal vino
por no quedarle una peseta
para pagar un “gran reserva”.
Es la una y media,
y mañana la obra espera.

27 de diciembre de 1983

sábado, 19 de mayo de 2018

Excelente reseña de Gema Escánez en Hilvanando palabras



Muy agradecido a Gema Escánez por esta magnifica reseña de  «Magdalenas sin azúcar» se puede leer en su blog Hilvanando palabras. Blog que recomiendo y donde podéis leer la reseña completa Magdalenas sin azúcar completa y otras muchas más, así como recomendaciones de libros de muy diversa temática. 

La reseña Gema Escánez en Hilvanando palabras : 


  La historia de «Magdalenas sin azúcar», es la conmovedora historia de Felipe, de María (la maestra), de Clara (que se cruzará en sus vidas), de Antonia, de Miguel...seres que les tocó vivir en una España convulsa, ninguno libre, presos de sus miedos, o tras unos barrotes, o de los prejuicios. España de maquis, de fusilados al amanecer frente a las tapias de los cementerios, de esposas que visitan a sus maridos pensando si ese día lo verán o habrá sido el siguiente..., una España de caricias prohibidas a escondidas para que nadie sospeche que se gusta alguien del mismo sexo..., una España de aparentar, de traicionar, de culpar sin más...Una España, de tristezas, pérdidas, injusticias, lucha, hambre, miseria, miedo y valientes que lucharon por sobrevivir.

Fue ver la portada y casi quererla instantáneamente, porque como es una fotografía de una mujer en blanco y negro de época, ya supuse que se trataba de una novela histórica, y a mi este género me gusta mucho, más si trata de la historia de mi país obviamente: España. Pues sí, se sitúa en la postguerra española, y el autor ha sabido mostrar perfectamente en sus 442 páginas muchas cosas que pasaban, de una manera que casi sientes que lo ves en tu mente y te dan hasta escalofríos y tienes que parar de leer de las atrocidades y calamidades que ocurrían. Las descripciones, narraciones y diálogos están muy bien hechas/os, hasta el punto que ves los escenarios, y sientes la pena de los personajes y sus alegrías también. Yo he llegado a sentir cariño por muchos personajes, he sentido que ha habido momentos entrañables, conversaciones muy bonitas, llenas de humildad, de gente sencilla e inocente del campo que sólo quiere vivir en paz y no entiende la maldad que le rodea, han sido momentos que me han emocionado: momentos de hablar padres con hijos, por ejemplo. Luego ha habido personajes sanguinarios, sin escrúpulos y despreciables, que sí leéis el libro iréis descubriendo, que he llegado a repudiar enormemente, porque no entiendo cómo se puede hacer daño así porque sí: por ser mujer, por pertenecer a otro bando...hacer daño sólo por hacer daño es incomprensible...ni los animales hacen daño de ese modo, sólo lo hacen para defenderse y sobrevivir, si no se meten con nadie...




lunes, 14 de mayo de 2018

Cómo comer magdalenas de Pinarejo, las mejores del mundo


Está explicado en la novela, Magdalenas sin azúcar, pero a continuación lo digo paso a paso.

1º) Se le quita el papel y se coloca debajo de la magdalena

2º) Se le da la vuelta

3º) Con el dedo se le hace un cráter en la parte de abajo, es decir, se le mete el dedo por el culo, o en su defecto se le pega un bocado en la parte de arriba.

4º) Con vino, blanco, tinto o rosado, no hay que ser racista para nada, se le echa un poco de vino al cráter, sin pasarse, en el momento que comience a gotear, se deja de echar.

5º) Despacio, comenzando por la parte de arriba de la magdalena (ahora la parte de arriba está en el culo y el copete abajo), se va pellizcando poco a poco, procurando que si chorrea vino caiga al molde o plato.

6º) Una vez terminada la magdalena, se bebe el vino que ha caído en el molde, que es pecado no beberlo.


viernes, 11 de mayo de 2018

¿Quién llevará flores a los muertos? Poesía de Susana Alfaro

Este poema, dedicado a todos los desaparecidos, lo escribió la autora pensando en Rene,  su hermano, desaparecido a manos de los escuadrones de la muerte de El Salvador, después de leer la novela la novela Magdalenas sin azúcar. 


A todos quienes lucharon y perdieron, y a pesar de ello nunca dejaron de soñar con la libertad.


« Porque de tanto padecer
Y sufrir tanta aflicción
Malicio que he de tener
   Un callo en el corazón »
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         MARTIN FIERRO

A René mi hermano desaparecido
 por los escuadrones de la muerte a sus 16 años:
 a mis primos, amigos...a 
ellos.
Susana Alfaro



Quién llevará flores a los muertos.
Quién si no sabemos dónde quedaron sus restos.
Quién si tercos y rebeldes
 no se hubiesen fundido con el agua y con la tierra.
Quién si el sol no les hubiera abierto las puertas del cielo.
Quién si la luz y el viento
 no los hubieran reunido en un blanco abrazo
 dibujando sonrisas en lo alto.
Quién si no hubieran atravesado los mares
para acompañarnos en nuestros derrotados exilios.
Quién si no bajasen gotitas de agua
cual dulces besos
 envolviéndonos con ternura.
Quién sino ellos son el río Júcar
o cualquier río de la tierra,
cualquier mar o cualquier lago.
Quiénes reciben las flores
 que les lanzamos cual un dulce beso
y vemos alejarse dejando tras ellas ese hilo efímero.    
Con que se tejerán nuevos sueños,
un nuevo mundo sin guerras
Sin vencedores ni vencidos
en un mundo de magdalenas dulces
 que no parezcan sin serlo.

 Susana Alfaro-
Professeur Agrégé d’ESPAGNOL/Besançon29/04/2018

Vídeo
Vídeo de Magdalenas sin azúcar, con la poesía ¿Quién llevará flores a los muertos? de Susana Alfaro, Msusana AL-Faro inspirada en la novela Magdalenas sin azúcar, de Paco Arenas, con voz de Paco Arenas.
A todos quienes lucharon y perdieron, y a pesar de ello nunca dejaron de soñar con la libertad.



domingo, 6 de mayo de 2018

A mi madre ausente, tan presente




No es preciso preguntar
dónde estás,
cuando te siento muy dentro,
en la noche más oscura
y sin buscarte te encuentro.
El viento no se llevó tu recuerdo
aquella tarde de marzo
cuando tu risa fue imposible quimera
a mis tristes ojos.
No todo se extingue con el último suspiro,
el amor, madre mía, tu amor
se transforma y engrandece
trasformado en ascuas candentes
con cada uno de nuestros pasos
hacía el encuentro,
en dirección a la muerte,
¡qué equivocados!
siendo que tu corazón,
tus sueños de libertad,
tu lucha y vida están dentro.
Las lágrimas en mis ojos
no me dejaban ver
que sin necesidad de verte
formas parte de mi presente.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...